"Tecnología Jurídica que desarrolla Soluciones"

México 102 Col. Obispado Monterrey

Nuevo León México 64060

T: +52 (81)83 33 19 19

PROPONE MINISTRO DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACION QUE EL SAT PUEDA INGRESAR A DOMICILIOS DE PERSONAS

MÉXICO.- Un proyecto del Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, abriría las puertas para que autoridades fiscales puedan entrar al domicilio del contribuyente y sustraer documentos o bienes.

Actualmente, las autoridades fiscales pueden realizar visitas domiciliares a los contribuyentes, sin poder retirar del lugar información, mercancías o muestras que ayuden a la investigación de un posible delito.

La propuesta del ministro Zaldívar es que esas visitas domiciliarias se equiparen con los cateos penales, para que las autoridades puedan llevarse la información que quieran y cualquier otro elemento que consideren pertinente.

“Encontramos que no existe restricción constitucional para que, dentro del ejercicio de facultades conferido a la autoridad para poder introducirse legalmente al domicilio del particular, ésta pueda no sólo entrar al mismo, sino sustraer determinados objetos bajo ciertas reglas”, afirmó.

Su proyecto forma parte de la resolución de un amparo directo en revisión promovido por la empresa Válvulas Worcester de México, en contra de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Especialistas aseguraron que se trata de un planteamiento que supone un grave riesgo para los derechos de los contribuyentes.

“El objetivo de las visitas domiciliarias es la obtención de la información fiscal, de hecho, los funcionarios que realizan la visita no se pueden llevar nada del lugar, ni siquiera los documentos”, explicó Luis Eduardo Viesca, experto del Colegio de Fiscalistas y una de las personas que más de cerca ha seguido el caso.

“En caso de aprobarse el proyecto del ministro Zaldívar, el fisco podría sustraer bienes del contribuyente, tal y como ocurre en un cateo”.

Detalló que de inclinarse la Primera Sala de la Corte a favor del proyecto de Zaldívar, las revisiones del SAT serían de proporciones mucho mayores a las actuales y se deja al contribuyente mal parado frente a la autoridad.

“Las órdenes de cateo son emitidas por un juez cuando hay un presunto delito y un presunto delincuente, en materia fiscal no somos presun- tos delincuentes ni las actividades son materia de delito”, agregó.

“Considerarlo así es generalizar y decir que todos somos unos sinvergüenzas”. 

 

FUENTE: ELNORTE.COM