"Tecnología Jurídica que desarrolla Soluciones"

México 102 Col. Obispado Monterrey

Nuevo León México 64060

T: +52 (81)83 33 19 19

Quienes Somos

QUIÉNES SOMOS

Todo comenzó en 1988 en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, cuando nuestro fundador, el Lic. José Santos González Suárez decidió unir esfuerzos con otros visionarios colegas y formar un bufete jurídico con proyección internacional que ofreciera servicios en las distintas ramas que componen la ciencia del Derecho. Surgió así la primera encarnación de nuestra firma, constituida por profesionistas con amplia preparación académica y vasta experiencia en la práctica.

 

En esta temprana etapa, nuestro despacho se distinguió por ser pionero en la asesoría legal a inversionistas en la zona del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN). Nos convertimos así en un referente a nivel local, nacional e internacional. Merecen especial mención los grandes logros obtenidos en materia Fiscal mediante ambiciosos e innovadores proyectos de planeación, así como los juicios de amparo contra leyes tributarias. Debido al éxito obtenido, nuestra firma se cimentó como uno de los mejores despachos fiscales, aun cuando no se enfocara exclusivamente en esta área.

 

En 1995 nació la segunda etapa del despacho bajo el nombre de Rojas, González, de la Garza y Valdez, Abogados. Esta época de nuestra firma se distinguió por la exitosa fusión entre la experiencia del Lic. José Santos González Suárez y la juventud del resto de los socios.

 

La nueva colaboración produjo un cambio positivo ya que se dejó de percibir como un Despacho Fiscal, para ser considerado como un bufete legal que ofrecía Servicios Jurídicos Integrales debido a la variada especialización de sus socios. Así fue posible abarcar materias distintas a la rama Fiscal, tales como Derecho Corporativo, Derecho Bancario, Derecho Familiar, Derecho Laboral, Derecho Mercantil y Propiedad Intelectual.

 

Esta etapa marcó un hito en la invaluable colaboración del Lic. José Santos González Suárez, ya que en 1997 decidió integrar el gabinete del entonces Gobernador Constitucional del Estado de Nuevo León, Lic. Fernando Canales Clariond, fungiendo como Procurador de Justicia del Estado, cargo público que desempeñó con diligencia y honestidad hasta el año 2000. Al término de su gestión en el servicio público, nuestro fundador regresó a la firma para retomar su control y dirección.

 

De 2005 a 2010 nuestra firma pasó por varias reestructuraciones y cambio de socios, y por lo tanto de nombre, identificándose durante este periodo primero como Rojas, González Maldonado y Franco Abogados, y después como González y Asociados.

 

Nuestro nombre actual, González Cortés Abogados, Investigación y Práctica Legal, retiene la esencia de nuestros orígenes, ya que el Licenciado José Santos González Suárez continúa al mando del bufete, el que ahora también se extiende a la siguiente generación. Se ha integrado así un despacho conformado por abogados que cuentan con la más alta preparación profesional a nivel de posgrado, tanto en el ámbito nacional como internacional, y a quieres además continuamente se les capacita mediante talleres, conferencias y cursos.

 

Nuestros Seis Principios Fundamentales

 

  1. No existen clientes grandes o pequeños, solo áreas de oportunidad.
  2. La confidencialidad cliente-abogado es primordial.
  3. Encontrarse siempre a la altura de las necesidades del cliente es de vital importancia.
  4. Buscar la satisfacción total de estas necesidades es nuestra meta.
  5. La asesoría jurídica debe encaminarse a presentar al cliente la mejor opción menos onerosa para lograr el objetivo, sin sacrificar la calidad del trabajo.
  6. Prestar siempre nuestros servicios atendiendo a los estándares de calidad más altos de nuestra profesión.

 

Quienes formamos parte de la firma compartimos los valores de…

 

Profesionalismo. Con la preparación de más alto grado para desempeñar nuestras funciones y vasta experiencia en nuestros campos de especialización.

 

Honestidad. La relación con nuestros clientes se basa en la transparencia lo cual exige no alimentar falsas esperanzas, el cobro razonable en sintonía con el tiempo invertido y el desgaste intelectual, físico y económico, y la rendición de cuentas.

 

Respeto. Desarrollo de relaciones interpersonales conforme a las normas dictadas por la moral, educación y usos y costumbres de la práctica profesional.

 

Ética. Nuestra firma se distingue por ejecutar con la mayor diligencia aquello a lo que se ha obligado, utilizando los recursos humanos e intelectuales propios, dentro de los parámetros legales, siempre con conocimiento de causa de parte de nuestros clientes.

 

Empatía. Atendemos las necesidades de nuestros clientes no solo a nivel profesional sino también humano.

 

Permítenos servirte con la honradez y capacidad que nos distingue, y escribamos juntos otro capítulo exitoso en la historia de nuestro bufete.