"Tecnología Jurídica que desarrolla Soluciones"

México 102 Col. Obispado Monterrey

Nuevo León México 64060

T: +52 (81)83 33 19 19

Derecho Corporativo

Apóyate en los expertos

Fideicomisos

FIDEICOMISOS

Apóyate en los expertos

 

Los fideicomisos se utilizan con frecuencia en el ámbito empresarial, al punto que muchas veces resultan indispensables para la continuidad de las actividades económicas de una Sociedad.

 

Son operaciones complejas sujetas a diversos requisitos que deben constar por escrito y cuando se trata de bienes inmuebles y derechos reales, deben inscribirse en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.

 

Si estás considerando la constitución o mantenimiento de un fideicomiso, cuenta con González Cortés Abogados, Investigación y Práctica Legal. Tenemos los abogados especialistas con la capacidad y experiencia para orientarte.

 

Los Fideicomisos se crean a través de contratos. Son operaciones de crédito por medio de las cuales una persona ya sea física o moral, denominada fideicomitente, transmite a una institución fiduciaria, como un banco, institución de seguros o casa de bolsa, la propiedad de bienes o derechos en beneficio de los fideicomisarios, que pueden ser una institución fiduciaria o personas físicas o morales.

 

Si tienes a tu cargo obligaciones por créditos otorgados por una institución financiera, es posible constituir un fideicomiso para transmitir bienes y que éstos sirvan como fuente de pago de la deuda.

 

El fideicomiso se constituye asimismo para garantizar a los acreedores el cumplimiento de obligaciones y preferencia en el pago.

 

El fin de un fideicomiso puede ser también la administración de un patrimonio, como en los casos para que los extranjeros puedan percibir los frutos de bienes inmuebles ubicados en zona restringida, esto es, la franja de cien kilómetros a lo largo de las fronteras y cincuenta en las playas.

 

Otra práctica corresponde a la adquisición o construcción de bienes inmuebles para su arrendamiento o la adquisición del derecho a percibir ingresos del arrendamiento de estos bienes.